Artículos y Estudios

Apuesta por un liderazgo más inclusivo

Ines Olano

Compartir artículo:

How to become an intercultural leader

Cierta vez alguien me preguntó por mi mayor desafío a la hora de enfrentar la actual brecha entre hombres y mujeres en el ámbito profesional. Mi respuesta le resultó sorpresiva. Más que los factores institucionales que hoy en día siguen dificultando a las mujeres acceder a posiciones importantes, mi tarea más desafiante ha sido romper con mis propios prejuicios. Esto fue especialmente evidente hace ya casi 20 años, cuando me preparaba para aceptar mi primer cargo en el exterior. Mudarme a otro país para asumir una posición retadora, sin por ello sacrificar mi proyecto familiar que en ese entonces apenas empezaba a tomar forma, me resultaba una perspectiva difícil de volver realidad. Mi edad, mi situación familiar y sobre todo mi condición de mujer parecían a primera vista buenos motivos para dudar de la posibilidad que se me presentaba. No fue sino aceptando y poniendo a prueba mis capacidades que entendí cuán profundamente arraigados siguen hoy los sesgos de género.

En pleno siglo veintiuno encontramos resistencia a que las mujeres disfruten de igualdad de condiciones para acceder a espacios de toma de decisiones. No es infrecuente que decisiones de nombramiento de mujeres sean tomadas por juntas exclusivamente conformadas por hombres. Prejuicios inconscientes, estructuras sin un enfoque dedicado a la mujer, así como el poder de la costumbre impiden que estas juntas se aventuren a considerar el enriquecimiento que lleva a fomentar talento femenino. Es interesante observar que estos sesgos no se reducen a círculos de altos ejecutivos, sino que son reflejos de una situación presente incluso entre las generaciones más jóvenes. Incluso quienes han disfrutado de una educación en la que la figura de la madre ama de casa no juega ya un papel exclusivo caen de vez en cuando en patrones de pensamiento desactualizados. En alguna ocasión, mi hijo contó con cierta jocosidad orgullosa que, cuando debió explicar en el colegio la razón de sus repetidos cambios de ciudad, un amigo le preguntó con toda naturalidad: ¿En qué trabaja tu papá?, excluyendo así la posibilidad de que la mudanza a países como México o China hubiera podido deberse al trabajo de la madre.

Pero esta situación no solo se limita a la experiencia anecdótica. Cifras como las que se pueden encontrar en las publicaciones de ONU Mujeres son contundentes: en sólo veintiún países hay jefas de estado o de gobierno, y 119 países nunca han sido presididos por mujeres. Si nos vamos al ámbito local y organizacional, en Colombia contamos únicamente con un 17% de participación de mujeres en órganos de gobierno. Los datos muestran que la representación de las mujeres es insuficiente en todos los niveles de toma de decisiones. En línea con los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, es necesario que logremos la igualdad entre los géneros y empoderemos a todas las mujeres y niñas; La igualdad de género no solo es un derecho humano fundamental, sino que es uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible.

Mientras sigamos manteniendo a las mujeres por fuera de los espacios de decisión, las posibilidades de conocer nuevos talentos, incursionar en formas de gestión diferentes y enriquecernos con la diversidad, serán en extremo limitadas. La pandemia nos ha abierto el camino para desafiar algunos paradigmas personales y profesionales. Cada vez se hace más imprescindible contar con líderes (hombres y mujeres) más humanos, más empáticos, con capacidad de tomar decisiones rápidas en ambientes inciertos, con una comunicación efectiva que transmita mensajes claros, transparentes y cercanos, aplicando además la creatividad en la búsqueda de soluciones. Esta necesidad abre sin duda una puerta para que el liderazgo femenino tome aún más impulso, haciendo cada vez más realizable el ideal de una generación que no se queda esperando, sino que hace parte de la solución. Está en nuestras manos aprovechar este momento y nuestra capacidad de trabajar colaborativamente lograr un impacto positivo en esta área.

Resultaría interminable e infiel a la realidad intentar enumerar todos los beneficios que puede aportar el talento femenino al progreso de una compañía. Aunque no se haya evidenciado un soporte estadístico que afirme que las mujeres logramos llevar a cabo una mejor gestión durante tiempos de crisis, sí es claro que hay numerosas características que nos ayudan en el cumplimiento de este propósito. Nuestro estilo de liderazgo transformacional nos da la posibilidad de innovar, ser fácilmente adaptables, flexibles y persuasivas. Asimismo, somos capaces de combinar lo que a veces se presenta como un dualismo irreconciliable: el enfoque al logro y la atención por el bien de las personas. El secreto de esta síntesis reside en que, como líderes, generalmente preferimos crear estructuras organizacionales más horizontales que permiten a todos trabajar en una atmósfera colaborativa. Esto no solo genera un trabajo más fluido y eficiente como consecuencia, sino que además fortalece la identidad de los equipos y permite propiciar cercanía a la hora de lograr compromisos en pro de la organización o de un proyecto en particular. De esta manera, conjugar eficiencia y preocupación por los demás se vuelve una misión, si bien no fácil, al menos realizable.

Es por estas razones que debemos enfocar nuestros esfuerzos en construir comunidades que nos permitan fortalecer el liderazgo femenino. Ya hay muchas mujeres exitosas, pero todos estamos de acuerdo en que necesitamos más. Empoderarnos como mujeres para participar plenamente en todos los sectores y niveles resulta fundamental para cerrar estas brechas, construir economías fuertes, establecer sociedades más estables y dejar un legado para futuras generaciones. Este empoderamiento femenino, que lleva a un trabajo conjunto más armónico y optimizado, nos permite llevar un mensaje claro para que más organizaciones se centren en los elementos clave para la promoción de la igualdad en el lugar de trabajo, en el mercado y el ámbito privado. Es entonces indispensable que los líderes de las organizaciones reconozcan que detrás de contar con mujeres en órganos de gobierno hay un impacto significativo en los resultados de negocio y sin duda, una oportunidad a largo plazo

Para finalizar, quiero presentar dos ideas que pueden contribuir directa o indirectamente a esta urgente misión de integración del talento femenino. Estas propuestas prueban que la inclusión y la diversidad desempeñan un papel importante a la hora de satisfacer y anticipar las necesidades de los clientes, proveedores, empleados, así como de la comunidad en general. En primer lugar, esta es una invitación a hacernos cargo de mujeres que estén apenas comenzando su carrera. Un programa de mentoría que apueste por la solidaridad de mujeres ya exitosas y las convierta en modelos a seguir en mi opinión es la plataforma adecuada para cumplir con este propósito.

De igual manera, resulta relevante que sigamos aunando esfuerzos en la formación técnica de las mujeres en temas de gobierno corporativo dado que esta preparación es indispensable para tener una voz contundente en estos espacios. Nuestra labor es seguir trabajando por replantearnos la manera en la que las juntas directivas abren espacio a futuras generaciones de mujeres, podríamos pensar en que si cada junta directiva genera una silla de visitante en entrenamiento (Trainee) en la que una mujer pueda complementar su proceso de formación con un año de experiencia práctica, tendemos más posibilidad de generar impacto y abrir camino a más mujeres preparadas en este sentido.

Está en manos de las áreas de talento, pero principalmente en las de los líderes, trabajar por que cada vez seamos más inclusivos al identificar, atraer, promover y desarrollar talento. De esta manera podremos crear una fuerza laboral comprometida que nos permita lograr los objetivos de negocio a largo plazo.

Suscríbete

Únete a otros líderes de la industria y mantente actualizado sobre las últimas innovaciones e ideas de comunicación, idiomas y liderazgo.

*

Explore más ideas de liderazgo

How to become an intercultural leader

Artículos y Estudios

Apuesta por un liderazgo más inclusivo

Lea más

Artículos y Estudios

Replantearse cómo trabajar con la Generación Y

Lea más

Artículos y Estudios

Desarrollo del liderazgo: El último truco para desarrollar líderes exitosos

Lea más

Estamos aquí para ayudar.

Nuestro equipo de expertos está listo para ayudarte. Contacta con nosotros.